Te encuentras en: A.C.H > Palabrario PALABRARIO

NUESTRO PARTICULAR PALABRARIO

Encabezando este apartado y como presentación de lujo hemos incluido un pequeño relato original de Paulino Abánades (El chico del Cleto) en que se hace una brillante exhibición del léxico que hablaron y hablan nuestros mayores.

 

DIALOGO EN LAS SENDAS

Repechaban por la senda revuelta tras revuelta, el uno sobre un tordo con amugas y con un cordelillo al cuello, el otro sobre una roma, no llevaba aperejo llevaba castillejos y sobre éstos un serón; debía ir un poco floja porque el tarre lo llevaba caído. Las cerdas del tordo y de la roma no paraban de agitarse, había mucha mosca.


Decía el último de los dos:


Vaya temporá que llevo chico, el otro día sacando la cuadra le dio a ésta un torozón en los muladares y se me asobinó como un travino, ahora me han avisado que el mensaje las tenía en "el puntalote" y se ve que en otro jabardo que había más abajo en el barbecho tenían alguna marionda y el primal curro la ha barruntado y se ha desgarrado por la galbarrera. El mensajón le ha dado con un ripio que debía de cerrumbiar bien, para dejar tan mal al mureco, creo que lo ha bizmado de mala manera. No creas que es la primera garrapata, que el otro día con la robisca del truco también se le fue el sobaquillo y le dejó la pata como si le hubieran pasado una gubia.


Dice el que iba a posaderas del tordo:


El otro día vi a tu mensaja por los pardales con tres o cuatro garrapatas, creo que llevaba algún recental también, que por cierto le dije –Ten cuidado por aquí que puede salir alguien a tirar el pantalón y te puedes encontrar con el reciento, o con otra cosa.


Dice el primero:


Ya les digo yo, que es mejor que les traigan unos gamuchos , pero esta gente joven confunden los gamuchos con la josma.


El del tordo replica:


No creas que tú solo tienes percances, el otro día vinando, cogí un melgar y del apretón que di se me partió la esteba, chico tuve que desuncir a los animales y con los quitapones puestos les puse las bozaleras, con la restola limpié bien las rejas, pero me di cuenta que también había roto el barzón y no se acabó aquí la cosa también perdí la lavija.


TRADUCCIÓN

Subían por un camino de montaña zigzagueando, el uno sobre una caballería de color blanco y el otro sobre una mula(hija de caballo y burra), llevaba castillejos (albarda especial para montar y no para carga) y un serón (cojines grandes de esparto), llevaba la cincha floja porque el tarre(correa que sujeta al aparejo por detrás del animal, debajo del rabo) lo llevaba caído. Los pelos del rabo no paraban de moverse para asustar a los mosquitos.


Decía el último de los dos:


Vaya racha que llevo chico, el otro día retirando la basura(la mierda) de los animales le dio a su mula un dolor fuerte de tripa en el lugar donde se tira la basura se cayó al suelo como una madera grande e hinchada de agua, ahora me han avisado que mi hijo pequeño tenia el rebaño de ovejas en el alto de una montaña y en otro rebaño pequeño que había más abajo en la tierra labrada tenían alguna oveja en celo; un cordero de más de dos años y con cuernos pequeños la venteó y desde lo alto de la montaña se lanzo por un lugar lleno de piedras a por la oveja. El chaval que cuidaba el rebaño le dio con una piedra de tal forma que de la velocidad que llevaba cuando iba por el aire debía de silbar bien para dejar al mureco (cordero adulto) tan mal, creo que le ha entablillado la pata de mala manera. No creas que es el primer animal que tengo enfermo(cojo) que el otro día a una oveja con la cara llena de manchas negras y que llevaba un cencerro grande también le tiro una piedra y le dejo la pata como si le hubieran pasado un hacha de sacar la resina de los pinos.


Dice el que iba a posaderas( a caballo con las dos piernas a un lado) del animal blanco:


El otro día vi a tu hija pequeña por los pardales (alrededores del pueblo que hacían las veces de w.c.) con tres o cuatro ovejas cojas, creo que llevaba algún cordero pequeño (nacido fuera de la temporada normal), que por cierto le dije – Ten cuidado que por aquí puede salir alguien "al w.c." y te puedes encontrar con su caca o con otra cosa.


Dice el primero:


Les digo que les traigan ramas de árbol comestibles(chopo p.e) pero los jóvenes confunden las ramas comestibles con las no comestibles (sabina p.e).


El del animal blanco replica:


No solamente tú tienes percances, el otro día vinando (segunda vez que se labran las tierras) cogí un melgar (hierbas con raíces muy profundas y difíciles de arar) y apretando en la esteba (mango del arado) se me partió, tuve que quitarles el yugo a los animales y con los quitapones(orejeras para solamente ver hacia delante) puestos les coloqué su bolsa de comida atada al cuello y con la restola (palo que lleva el labrador, de una punta cuelgan correas entrelazadas de cuero para achuchar a los animales y por la otra una capucha de hierro con la que se quita la tierra del arado) limpie las rejas del arado pero me di cuenta que se había roto el barzón(arco de madera atado en el yugo donde se engancha el arado) y no se acabó aquí la cosa también perdí la lavija( barrita de hierro que engancha el arado al barzón).